Buscar este blog

miércoles, 25 de octubre de 2006

Perfección

Vamos a celebrar la estupidez humana, la estupidez de todas las naciones, a mi país y a su corte de asesinos, cobardes, estupradores y ladrones.
Vamos a celebrar la estupidez del pueblo, la policía y la televisión.
Vamos a celebrar nuestro gobierno y nuestro estado que no es nación, celebrar las juventudes sin escuela, las crianzas muertas.
Celebremos nuestra desunión.
Vamos a celebrar eros y tanatos persephone y adres.
Vamos a celebrar nuestra tristeza, conmemorando nuestras vanidades.
Vamos conmemoremos como idiotas cada febrero y feriado, todos los muertos en las calles.
Los muertos por falta de hospitales.
Vamos a celebrar nuestra justicia, la ganancia y la difamación.
Vamos a celebrar los preconceptos y el voto de los analfabetos.
Conmemorar el agua sucia y todos los impuestos, quemadas, mentiras y secuestros.
Nuestro castillo de cartas marcadas, el trabajo esclavo, el pequeño universo, toda hipocresía y toda afectación, todo robo y toda indiferencia.
Vamos a celebrar las epidemias y la hinchada festejando al campeón.
Vamos a celebrar el hambre y no tener a quien oír y nadie a quien amar, seguir alimentando las maldades.
Vamos a aplastar a un corazón.
Vamos a celebrar nuestra bandera. Nuestro pasado del absurdo glorioso.
Todo lo gratuito y feo, todo lo que es normal.
Vamos a cantar juntos el himno nacional.
La lagrima verdadera, vamos a celebrar nuestra nostalgia, conmemorando nuestra soledad.
Vamos a festejar la envidia, la intolerancia y la incomprensión.
Vamos festejemos la violencia y olvidemos a nuestra gente que trabajó honestamente la vida entera y ya no tiene más derecho a nada.
Vamos, celebremos la aberración de toda nuestra falta de conciencia, nuestro desprecio por la educación.
Vamos, celebremos el horror de todo esto con fiesta, velorio y cajón.
Esta todo muerto y enterrado ahora, ya que también podemos celebrar la estupidez de quien envió esta canción...
Ven mi corazón esta con prisa.
Si la esperanza esta dispersa, es la verdad que me libera, basta de maldad y de ilusión.
Ven, amar es una puerta abierta.
Va llegando la primavera.
Nuestro futuro recomienza.
Ven que lo que viene es perfección.